PEDACITOS DE SOL


A pedazos lo traigo
todos mis plazos se cumplen en usted,
el deseo no respeta, asalta.
Se trenzan las nostalgias
sus oleadas arraigan, apresan.

Sin derecho a voz despojan
capturan mis sueños
desvistiendo la firmeza,
somete, como la brisa tibia al otoño.

Me enamora ese simiente de justicia
que amasa en su mirada,
y ese rapto de cordura
que siembra con la sonrisa.

Atraviesa el blindaje de mi alma
se entrona en el frágil soplo de la vida,
bebiéndome sorbo a sorbo
derrota todos los guardianes.

Mi boca se pierde en el hambre de usted,
mis manos se desmigajan en el abandono
de su voz cada vez más lejana, más ausente.
Pretendo vivir y no vivo, muero.

Muero sobre el día que me roba su afán,
muero sobre la noche que me diputa su olor,
muero en sus llamas, muero por su pasión,
muero sobre en el deseo de tenerlo otra vez.

1 comentario:

  1. Hola!

    Me gusta mucho como escribes... me declaro tu fan despu{es de haber leído algunos de tus textos.

    Soy seguidor de tu blog.

    Un saludo.

    Bye.

    ResponderEliminar