EL DIA QUE TE VI VOLVER


EL DÍA QUE TE VOLVI A VER

A tu paso
cayeron por fin
la espera y la agonía de tantos años.
Las caricias inquilinas
no tuvieron más asidero.
Sólo tus manos
las conocedoras,
las dueñas.
Frente a frente
se fugó el último jirón de dolor,
con su último grito,
y su última lágrima.

No más silencio,
no más mentira
sólo tus brazos,
¡Sólo tú mi vida!

No hay comentarios:

Publicar un comentario