RENACER


Me aferro a la esperanza de tenerte
locura que una y otra vez husmea.

Este viejo yugo se empala en el alma,
remolcando ardores que  aún dormitan.

Desde tras la ventana se encabritan los motivos
van floreciendo uno a uno en mi piel
y tus ojos iluminan mi noche de invierno.

No hay lugar para razones
recorro el callejón último,
a mi paso se detienen las lagrimas
que escurrían más allá del ayer,
del comienzo y del después.

Me transformo, viajo, afuera más afuera
mi sonrisa se acurruca en tu mirada
y nada, nada,  me aparta de ti.

Retozan nuestros cuerpos entre llamas,
sin dejar espacio al quejido,
la carestía arrasa, exprime,
el temblor ataca, acorralando,
desmenuza la carne, estrangula el aliento,
vulnera la sangre, se lleva la vida.

Libertad Manque ®© Chile, Invierno 2011

No hay comentarios:

Publicar un comentario